Oración para que se manifieste el Espíritu Santo

Espíritu Santo te pido con todas las fuerzas de mi corazón y de mi espíritu te manifiestes en mi vida. Para que pueda ser un ejemplo vivo de tu accionar en mí.

¡Oh! Espíritu Santo ven a morar dentro de mí, haz de mi cuerpo tu morada sagrada. Para que tu aliento me permita caminar seguro y ser multiplicador de tu obra.

No me aparte de tu divina presencia y ampárame en cada momento.

Transfórmame ¡Oh! espíritu Santo para que dé testimonios de fe y de amor a ti.

Te pido me llenes de ti completamente desde el amanecer hasta el anochecer.

También, pido amorosamente que llenes de tu presencia, el corazón y el alma de mis seres queridos. Para que no se pierdan por caminos llenos de cizañas.

Con todas mis ansias, espero que mores en mí, hasta la hora de mi muerte.

Magnifico Espíritu Santo de Dios, te pido fervientemente te manifieste en mi aquí y ahora.

No te apartes de este cuerpo y espíritu, que ansía ser saciado de tu maravillosa presencia.

Quiero sentirte ¡Oh! Espíritu Santo hasta en mi respirar.

Provéeme de esa energía transformadora para que yo sea tu instrumento.

Espíritu Santo manifiéstate en cada situación de cada persona y de cada experiencia en este plano. Para que pueda enriquecerme de tus bondades y los maravillosos dones que ofreces a los creyentes.

Para la gloria de Dios, reconstrúyeme y transfórmame en el hijo que el Padre Todopoderoso quiere de mí.

Te doy gracia porque siento tu presencia en mí y porque has comenzado a manifestarte en cada situación que viene a mi vida.

Se mi refugio y mi amparo para que pueda terminar mis días en esta vida junto a ti. Se mi compañero de viaje al partir de este mundo. Amén.

Oración para que se manifieste el espíritu santo

Dios se manifiesta en la oración del Espíritu Santo

Para que el Espíritu divino de Dios se manifieste y nos haga merecedores de todas sus bondades debemos tenerle presente cada día de nuestras vidas. Realmente, llamarlo a nuestra presencia no es difícil si realizamos con fervor la oración para que se manifieste el Espíritu Santo.

La biblia muestra en Efesios que para el Espíritu Santo son importante algunas características en el hombre. Es decir, debe tener ciertas aptitudes para que pueda manifestarse. Sin embargo, no quiere decir que no seamos digno de moldearnos y encaminarnos en las cualidades que espera el Espíritu Santo de nosotros.

Dios quiere que seamos llenados con el Espíritu Santo. Y que mejor forma de hacerlo, que rezando la oración para que se manifieste el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad y una vez que se manifieste nos acompañará hasta la muerte.

El Espíritu Santo mora en mí

Cuando continuamente invocamos la manifestación del Espíritu Santo, comienza a morar en nosotros. Es decir, en términos literales se muda a nuestro interior y desde allí empieza a obrar su misericordia.

Comienza una transformación en nuestras actitudes y en el ser. Espiritualmente hablando lo que Dios quiere de nosotros empieza a ser una realidad.

La presencia del Espíritu Santo en la vida de las personas se hace evidente. Dejamos de ser los pecadores que fuimos, para encaminar nuestras obras según la voluntad de Dios. Desaparecen por supuesto los miedos y apegos, así como todo aquello que no es agradable para la divinidad.

Dado a la satisfacción que produce el Espíritu Santo en nosotros, queremos que todos se llenen de él. Brillen con esa luz que transmuta la espiritualidad y nos hace mansos y castos. El Espíritu Santo con su oración se manifiesta en nosotros para que se cumpla la palabra de Dios.